Saltar al contenido

100 años de la Iglesia Rusa en el Extranjero: los orígenes de la creación de la Diócesis Sudamericana

Fundación de la Diócesis Brasileña de ROCOR

Después de la Revolución del Octubre que tuvo lugar en Rusia en 1917, hubo una trágica ruptura en la comunicación entre de las parroquias rusas en el exterior y la Iglesia Madre.

metropolitano Antonio (Khrapovitsky)

En 1921, el clérigo de la Iglesia Ortodoxa Rusa y rector de la primera parroquia rusa en el continente Sudamericano ( de la Santísima Trinidad en Buenos Aires), el arcipreste Konstantin Izraztsov, traspasó a la jurisdicción de la Administración Suprema de la Iglesia Rusia fuera de Rusia (ROCOR), encabezada por el metropolitano Antonio (Khrapovitsky). Por él, en 1923, el P. Konstantin fue ordenado Protopresbítero. Y el 23 de julio de 1926, por decisión del Sínodo de los Obispos, fue nombrado Administrador de las parroquias rusas en América del Sur.

En octubre de 1934, apareció la primera diócesis completa de ROCOR en América del Sur: de São Paulo – Brasileña (que existió hasta los años 90). Desde 1935, fue gobernado por el primer obispo ruso sudamericano Teodosio de Brasil. Este departamento recién establecido originalmente se suponía que serviría a todos los países de América del Sur excepto Argentina, donde el protopresbítero Konstantin Izraztsov continuó gobernando las parroquias de ROCOR.

La transición de la primera iglesia rusa en Argentina a la metrópolis estadounidense

Padre Konstantin Izraztsov


En 1947, junto con la ola posguerra de la Emigración Rusa Blanca, llegaron a Argentina nuevos clérigos de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero (ROCOR). El P. Konstantin Izraztsov no los aceptó y no quiso cooperar con ellos (como más tarde no aceptó a los obispos de la ROCOR). Informó al presidente del Consejo de Obispos de ROCOR, el metropolitano Anastasio (Gribanovsky), ​​que estaba convocando una reunión general de la sociedad civil que había creado con la entidad jurídica argentina “Asociación Ortodoxa Rusa en Argentina” (en cuyo nombre había hecho una transferencia notarial de propiedad eclesiástica a la Iglesia Rusa en Argentina) con el fin de modificar su estatuto.

La mencionada «Asociación Ortodoxa Rusa en Argentina» no existía en el momento de la fundación y construcción de la «Iglesia Ortodoxa en la Misión Rusa en Buenos Aires«, en la calle Brasil, (bajo este nombre desde fines del siglo XIX la Iglesia de la Santísima Trinidad aparece en los documentos oficiales), y por lo tanto no podría ser su dueño original. Histórica y canónicamente, fue la Iglesia Rusa. El traspaso notarial de la propiedad de esta iglesia y otros bienes eclesiásticos, que tuvo lugar mucho más tarde, primero personalmente al Protopresbítero Konstantin Izraztsov, y luego a esta Asociación argentina civil creada por él, se realizó con la aprobación del Sínodo de Obispos de la ROCOR, pero con la condición indispensable de que el Presidente de esa Asociación fuera siempre un clérigo de la ROCOR. Las enmiendas al Estatuto de la Asociación, propuestas en 1947, cancelaron esta voluntad de los fundadores, fijada en el Estatuto constituyente, aprobada por el Gobierno de Argentina, y también violaron los Reglas Canónicos de la Iglesia Ortodoxa, en el sentido de que el dueño de los bienes eclesiásticos es la Iglesia, a través de los obispos.

metropolitano Anastasio (Gribanovsky)


El metropolitano Anastasio no pudo estar de acuerdo con tales reformas no canónicas del Estatuto de la «Asociación Ortodoxa Rusa en Argentina» y las prohibió. En respuesta a la prohibición del Metropolitano Anastasio de realizar reformas no canónicas del Estatuto de esta Asociación, el 30 de octubre de 1947 se envió un telegrama desde Buenos Aires al Sínodo de la ROCOR, de parte del P. Konstantin Izraztsov, sobre su retirada no autorizada de la jurisdicción del Sínodo de ROCOR. Seis días después, el 5 de noviembre de 1947, es decir, ya estando fuera de la jurisdicción ortodoxa de ROCOR, se juntó una reunión general prohibida de los miembros de la mencionada «Asociación Ortodoxa Rusa en Argentina», en la cual se aprobaron enmiendas prohibidas a su Estatuto, violando la jurisdicción de la iglesia Rusa en cuanto a su propiedad eclesiástica.

En respuesta, el 24 de noviembre de 1947, el metropolitano Anastasio prohibió al protopresbítero Konstantin Izraztsov del ministerio mediante un radiograma. Sin embargo, el protopresbítero Konstantin Izraztsov continuó oficiando e incluso conmemorando al metropolitano Anastasio. A continuación se comenzaron a extenderse los textos de informes y declaraciones de parte del P. Konstantin, que contenía expresiones muy irrespetuosas y ofensivas hacia el metropolitano Anastasio. Todo esto causó entonces mucho desconcierto, especialmente en relación con el estado senil del casi ciego P. Constantino.

Monseñor Teodosio de Brasil

A pesar de la prohibición canónica en el ministerio, dos meses después, por un acto del metropolitano Teófilo (Pashkovsky) del 27 de enero de 1948, el protopresbítero Konstantin Iraztsov fue aceptado en la jurisdicción de la Metrópolis norteamericana, que se había separado de la Iglesia Rusa en el Exterior. Esto no era legal según los Cánones de la Iglesia, dado que América del Sur está fuera del territorio de la Iglesia de América del Norte. Al mismo tiempo, el estado de propiedad de la Iglesia de la Santísima Trinidad y otras propiedades del templo e iglesia asociadas con ella permaneció como antes, como propiedad privada de la Asociación Civil privada mencionada anteriormente.


En abril de 1948, Su Eminencia el arzobispo Teodosio de Brasil (ROCOR) apeló al P. Konstantin Izraztsov con una exhortación escrita para que volviera al redil de la ROCOR. El arzobispo Teodosio luego informó al P. Konstantin Izraztsov que el Sínodo de los Obispos de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior “está dispuesto a restituirle y preservar el derecho del Presidente de la Asociación y el Rector de la Iglesia de la Trinidad en Buenos Aires hasta el fin de su vida, con el permiso de la Asociación de poseer propiedades eclesiásticas, pero sin incluir las iglesias y todos los objetos sagrados necesarios para la realización de los oficios divinos, que deberían permanecer bajo la jurisdicción del obispo … Sujeto a su consentimiento, la prohibición le será levantada «. No hubo respuesta a esta exhortación del arzobispo Teodosio de Brasil…

En junio de 1949, se celebró, en Buenos Aires, la Asamblea Constituyente de la «Colonia Rusa en Argentina», a la que asistieron más de 400 personas, entre ellas, representantes de la mayoría de las organizaciones públicas rusas en Argentina. Esa Asamblea “rechazó con indignación las declaraciones insultantes del protopresbítero Konstantin Izraztsov” contra el metropolitano Anastasio, ​​en relación con la enajenación de la propiedad del templo de la Iglesia de la Santísima Trinidad.

Formación de la Diócesis Argentina de ROCOR

obispo Panteleimon (Rudyk)


Entonces, los numerosos emigrantes rusos que llegaron a la Argentina a mediados del siglo XX se encontraron sin iglesia propia en Buenos Aires. Por supuesto, podían, en determinadas ocasiones, visitar la Iglesia de la Santísima Trinidad en la calle Brasil, ya que no había espíritu de intolerancia entre ellos. Sin embargo, no querían ni podían ser parte de la parroquia de una jurisdicción estadounidense ajena, porque todos eran feligreses de ROCOR. Y como se mencionó anteriormente, junto con esta ola de emigración rusa posguerra, llegó a Argentina más de una docena de clérigos de la Iglesia Rusa en el Extranjero. Solo tenían que organizarse en parroquias y lograr una forma organizativa canónica de la Iglesia Ortodoxa. Así fue como el Sínodo ROCOR decidió crear la Diócesis Argentina de ROCOR. El primer obispo gobernante de esta nueva sede fue el obispo Panteleimon, quien llegó a Buenos Aires en 1948.

La iglesia de la Santísima Trinidad

La nueva diócesis se enfrentó a la tarea principal de construir su propia catedral. Se creó el Consejo Parroquial de la futura Catedral de la Resurrección de Buenos Aires, que condenó unánimemente en 1949 la conducta del P. Konstantin Izraztsov, y especialmente la enajenación no canónica de propiedad eclesiástica, señalando que la Iglesia de la Santísima Trinidad, en la calle Brasil 315, en Buenos Aires, pertenece a la Iglesia Ortodoxa Rusa (ROC), por lo que fue creada bajo la jurisdicción de la Iglesia Rusa y con donaciones a la Iglesia Rusa. Después de la creación de ROCOR, ese Templo estaba bajo la jurisdicción de ROCOR, como parte de la Iglesia Rusa.


El Consejo Parroquial de la Catedral de la Resurrección en Buenos Aires, de la Diócesis Argentina de la ROCOR, ya entonces, en 1949, había señalado que cuando se produjera la reunificación de las dos partes de la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Iglesia de la Santísima Trinidad volvería a pertenecer a la totalidad de la Iglesia Rusa.
Aquel Consejo Parroquial también indicó señales objetivas de cuándo sucedería esto: cuándo reviva el repique de campanas en toda Rusia.

Estructuras eclesiásticas de la nueva diócesis

Templo de Todos los Santos de Rusia, en Ituzaingó


La emigración rusa de posguerra construyó en Argentina, por su cuenta, en pocos años, una decena de iglesias, entre ellas la Catedral de la Resurrección en la ciudad de Buenos Aires y el Templo de Todos los Santos de Rusia, en el suburbio bonaerense de Ituzaingó, donde se encontraba la cripta de San Job de Muchos Sufrimientos. Numerosos emigrantes, incluidos sacerdotes y obispos, participaron en la construcción de estas iglesias, realizando todo tipo de trabajo.


Fue creada la Administración Diocesana de la Diócesis Argentina de la ROCOR. La diócesis argentina de ROCOR fue inscripta, por primera vez, en 1948, en el Registro de Cultos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos de la República Argentina, bajo el número 119, con el siguiente título español “Iglesia Ortodoxa Rusa en la República Argentina”. Se convocaban, anualmente, reuniones diocesanas, y en cada parroquia de la Diócesis -aproximadamente, unas doce – en las cuales participaban el rector, el cacique y un feligrés, seleccionados en la Asamblea General Anual de la parroquia. En estas reuniones anuales de la diócesis, se elegían los miembros del Consejo Diocesano, que consistía de clérigos y laicos. También se estableció un Tribunal Eclesiástico, formado por clérigos y laicos. Todos estos organismos diocesanos estaban encabezados por el obispo diocesano. Desafortunadamente, a pesar de muchos esfuerzos, no fue posible organizar un Cementerio Ortodoxo, pero se estableció el fondo funerario diocesano.
La Diócesis comenzó a publicar su «Boletín de la Iglesia«.

En 1953, la Diócesis Argentina de ROCOR estableció la «Congregación de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Argentina«, con la entidad legal de la República Argentina, para poseer y administrar la propiedad de la iglesia de la ROCOR en Argentina. Los miembros de la Congregación son representantes de las parroquias de ROCOR en Argentina. El Estatuto de la Congregación, que fue parcialmente reformado en 1957, establece que su presidente debe ser siempre el clérigo que presida la ROCOR en Argentina, designado por el Sínodo de Obispos de la ROCOR en Nueva York. La Congregación recibió del gobierno argentino la condición de persona jurídica (Personería Jurídica), número 358501, de fecha 27 de agosto de 1953.

Después de la muerte del P. Konstantin Izraztsov, antes de la Pascua de 1961, la Iglesia de la Santísima Trinidad, junto con el clero, regresó a la Iglesia Rusa en el Extranjero, pero, por desgracia, solo temporalmente. Después de la reconciliación entre ROC y ROCOR en 2007, surgió un cisma alrededor de la parroquia de la Santísima Trinidad: esta vez el poder allí fue tomado por los ex clérigos de ROCOR excluidos del sacerdocio.

Fuente en ruso: https://iglesiarusa.info/?p=552

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *