Saltar al contenido

Arzobispo de Cetiñe Amfilohije, Metropolita de Montenegro y del Litoral

на русском языке

El 30 de octubre, el arzobispo Amfilohije de Cetiñe, Metropolita de Montenegro y del Litoral , murió en la capital de Montenegro, la ciudad de Cetiñe. Esta cátedra de la Iglesia Ortodoxa Serbia existe desde hace unos ocho siglos y fue fundada por San Sava. Monsenor Amfilohije la dirigió durante casi treinta años.
El Metropolita fue el fundador de la Diócesis de América Central y del Sur de la Iglesia Ortodoxa Serbia en 2011. Visitó Buenos Aires con frecuencia, como así también siempre nuestra Catedral de la Resurrección.

Breve vida del Metropolita Amfilohije

Metropolita Amfilohije en su juventud


Metropolita de Montenegro y del Litoral Amfilohije (Radovic) nació el día de la Navidad de Cristo, el 7 de enero de 1938, en el pequeño pueblo de Bar Radovic, en Nizhnaya Morac en una familia de descendientes del voivoda Mina Radovic, uno de los famosos líderes montenegrinos del siglo XIX, y fue bautizado con el nombre Risto (Cristo).
Luego de graduarse en la escuela secundaria en su pueblo natal, fue a estudiar a Belgrado, donde ingresó a la Academia Teológica de San Sava. Después de recibir su diploma en 1962, continúa sus estudios en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Belgrado, especializándose en Filología Clásica.
El padre Justin (Popovich) y el starets del monte Athos Paisio (ambos glorificados santos de la Iglesia ortodoxa) tuvieron una gran influencia en la vida espiritual del futuro Monseñor Amfilohije.

Hieromonje Amfilohije en el funeral de su padre espiritual
Justin Popovich. 1979 año


Después de completar sus estudios en Belgrado, el futuro Metropolita continúa sus estudios en Berna (Suiza) y en Roma, de donde partirá hacia Grecia. Risto Radovic pasó siete años en Grecia, donde se hizo monje, en la Iglesia Ortodoxa Griega fue ordenado sacerdote. Durante su estancia en Grecia, defendió su tesis doctoral dedicada a San Gregorio Palamas (en griego). El hieromonje Amfilohije pasa un año en el Santo Monte Athos , desde donde es enviado a enseñar a París en el Instituto San Sergio, y desde 1976 se convierte en profesor en el Departamento de Pedagogía Ortodoxa de la Academia Teológica de San Juan el Teólogo de Belgrado.


En mayo de 1985, tras su elección como obispo de la diócesis de Banat, se trasladó a Cetiñe. El 30 de diciembre de 1991, fue elevado al rango de Metropolita de Montenegro y del Litoral, Zeta-Brdsky y Skendery.

Hablaba en ruso, griego, italiano, alemán y francés. Miembro de la Unión de Escritores de Serbia y Montenegro. Obras publicadas: «El misterio de la Santísima Trinidad según las enseñanzas de San Gregorio Palamas», «El significado de la Liturgia», «Los sinaítas y su influencia en la vida espiritual de Serbia en el siglo XIV», «El movimiento espiritual de Philokalia en el siglo XVII y principios del XIX», «El significado espiritual de la Iglesia de San Sava en Belgrado (en Vrachara) «,» El monje Rafael de Banatsky «,» Regreso a la pureza del alma «,» Fundamentos de la educación ortodoxa «; «Santa tradición educativa de San Sava y la ilustración de Dosifei Obradovich», una colección de poemas «Cordero Salvador», «Revisión histórica de las interpretaciones del Antiguo Testamento».

Los libros de Vladyka


Vladyka también escribió otros numerosos trabajos científicos, ensayos y sermones publicados en las revistas «Svetigora», » Constructor Evangelico « y otras publicaciones. Es autor de numerosos ensayos y sermones.

El Metropolita Amfilohije, con la ayuda del clero y el pueblo, logró restaurar una gran cantidad de iglesias y monasterios y construir otros nuevos. El número de sacerdotes y monjes aumentó. Desde 1992, la revista de la metrópolis de Montenegrino y el Litoral «Svetigora» comenzó a publicarse en Cetiñe. La editorial que creó con el mismo nombre edita publicaciones activamente. Desde fines de 1998, comenzó a funcionar la radio «Svetigora». Además, la Academia Teológica en Cetiñe, cerrada por los comunistas en 1945, se reabrió en 1992.

En 1993, por primera vez en la historia, visitaron la Metrópolis, los Patriarcas Bartolomé de Constantinopla, Alexis II, Su Santidad el Patriarca de Moscú y de toda Rusia, quienes junto con Su Santidad el Patriarca Pavel de Serbia consagraron la fundación de la Iglesia de la Resurrección de Cristo en la capital de Montenegro, Podgorica,. Monseñor Amfilojihe ahora está enterrado en la cripta de este templo.

Iglesia de la Resurrección en Podgorica

En 1993, de nuevo por primera vez en la historia, se celebró un Consejo Episcopal extraordinario del SOC en la Metrópolis de Montenegro y el Litoral en Cetiñe y en el monasterio de Ostrog. El servicio espiritual y misionero del Metropolita abrió centros espirituales y puestos de literatura espiritual. Se crearon varios coros de iglesias en todo Montenegro. Se comenzó la restauración del famoso monasterio de Podmaine, que ha estado abandonado durante más de 150 años, también del monasterio de San Arcángel Gabriel cerca de la ciudad de Tivat y muchos otros.

En 2006, por una invitación especial , Monseñor Amfilohije participó en el IV Concilio de toda la Diáspora de la ROCOR.

En vista de la hospitalización del Patriarca serbio Pavel, se desempeñó como Primado del Santo Sínodo, y después de la muerte del Patriarca Pavel, desde el 15 de noviembre de 2009 hasta la elección del actual Patriarca Ireneo, fue el locum tenens del Trono Patriarcal serbio.

Bendito Patriarca Irinej de Serbia y Metropolita Amfilohije

Llamó al desfile del orgullo gay del 10 de octubre de 2010 en Belgrado «veneno que se esparce por las calles de Belgrado«, y agregó que era «peor que el uranio«. (Se refería al bombardeo de Serbia por la OTAN con bombas que contenían uranio). El Metropolita también dijo que Sodoma había infectado a la «civilización moderna» y «subió al pedestal de una deidad«, en relación con lo cual llamó a boicotear la marcha. Cuando los partidarios del desfile del orgullo gay acusaron al Metropolita Amfillohije de homofobia y le exigieron una disculpa, amenazando con emprender acciones legales, Vladyka se negó a disculparse.


El 26 de mayo de 2011, bajo su liderazgo, se formó la Diócesis de Buenos Aires de la Iglesia Ortodoxa Serbia, que incluye parroquias en América del Sur y Central.

Por la frase » Quien destruya la iglesia, que Dios lo destruya a él y a su descendencia » Vladyka fue acusado de intentar incitar al odio y maldecir al gobierno de Montenegro, en relación con lo cual el 23 de junio de 2011 fue citado a juicio, el cual, a solicitud del Metropolita, fue pospuesto para una fecha posterior.
El 11 de febrero de 2015, en el salón de actos académicos de la Academia Teológica de San Petersburgo, su rector, el Arzobispo Ambrosio de Peterhof, entregó al Metropolita Amfilohije una cruz doctoral y un diploma de la concesión de un doctorado Honoris Causa de la Academia Teológica Ortodoxa de San Petersburgo.

Presentación del diploma de Doctor en Teología en la Academia de San Petersburgo

El Metropolita Amfilohije en octubre de 2015 en Chambesy encabezó una delegación de la Iglesia Ortodoxa Serbia durante la Quinta Reunión Preconcilio Pan-Ortodoxa.

En varios de sus discursos, condenó las acciones del Patriarcado Ecuménico en Ucrania, en particular, declarando:


» Su ansia de poder [del Patriarca Bartolomé] llevó a grandes problemas en Ucrania, a una división que es catastrófica para el futuro no solo de Ucrania y de todos los pueblos eslavos, sino al mismo tiempo para toda la ortodoxia. El Patriarca de Constantinopla no tiene derecho a llamarse a sí mismo el jefe de la Iglesia Ortodoxa, como está escrito en los tomos ucranianos. La Iglesia tiene una sola cabeza: esta es Cristo «.


El Metropolita Amfilohije condenó al gobierno de Montenegro por «crear una iglesia falsa«, reconocer a Kosovo y unirse a las sanciones contra Rusia.

En protestas pacíficas en Montenegro en defensa de la Iglesia Canónica, con el obispo Juan de Caracas y Sudamérica (ROCOR)


Después de la aprobación a finales de diciembre de 2019 de la Ley de comunidades religiosas en Montenegro, que de jure transfirió la propiedad de los edificios eclesiásticos y las propiedades de la Iglesia Ortodoxa Serbia en Montenegro al Estado montenegrino (para su posterior transferencia a la cismática no canónica «Iglesia montenegrina»), el Consejo Episcopal Serbia de la Iglesia Ortodoxa de Montenegro excomulgó al presidente de Montenegro, Milo Djukanovic, y a miembros de la coalición gubernamental. En varios municipios de Montenegro se iniciaron Caminatas de Oración de Protesta, organizadas principalmente por la Metrópolis y lideradas por el Metropolita Amfilohije. Con el tiempo, una parte significativa de la población de Montenegro salió a las calles, oponiéndose a la ley. Durante febrero, solo en Podgorica, las reuniones públicas pacíficas reunieron a más de 50 o incluso 60.000 personas, y cada vez mas frecuentemente las llaman como las reuniones públicas mas grandes en la historia de Montenegro.

En las elecciones parlamentarias de agosto de 2020, el Metropolita Amfillohije apoyó a los candidatos de la oposición al comparecer en el colegio electoral por primera vez en su vida. Las elecciones llevaron al triunfo a los partidos de la oposición y a la caída del gobernante DPS, que gobierna el país desde 1990. En septiembre de 2020, el profesor montenegrino Zdravko Krivokapic, cercano a la Metrópolis de Montenegro, por mayoría parlamentaria, fue elegido como nuevo primer ministro de Montenegro, anunciando inmediatamente la abolición de la ley anti-eclesiástica.

El 7 de octubre de 2020, Metropolita Amfilohije dio positivo por COVID-19. Vladyka se sometió a un tratamiento hospitalario, su salud mejoró y el 20 de octubre los resultados de la prueba dieron negativo para COVID-19, pero la situación empeoró drásticamente el 29 de octubre, cuando se notó falta de aire. El jefe de la clínica pulmonar explicó que el deterioro de la salud del Monseñor Amfilohije se produjo tras el desarrollo de una neumonía por complicaciones provocadas por COVID-19.

Icono de San Amfilohije, arzobispo de Cetiñe, puesto en su ataúd


Arzobispo de Cetiñe, Metropolita de Montenegro y exarca de la Santa Sede de la ciudad de Pecs, Anfilohije , tras tomad los Santos Misterios de Cristo, reposó en el Señor en el hospital clínico central de Montenegro el 30 de octubre.

Metropolita Amfilohije en Argentina

Monseñor Amfilohije llegó por primera vez a Argentina hace unos diez años, acompañado de varios sacerdotes, un hierodiácono y una monja. El primer sábado, toda esta delegación de la Iglesia Ortodoxa Serbia asistió a nuestra Catedral de la Resurrección de ROCOR para la Vigilia pernocturna , y participó en ella.
En Buenos Aires, unos años antes, se había construido una nueva iglesia pequeña pero muy hermosa gracias a los esfuerzos de la comunidad serbia, pero la vida de la iglesia mejoraba lentamente y con dificultad. Los sacerdotes tenían que venir de Serbia, pero su pequeña comunidad eclesiástica no podía mantenerlos. Monseñor Amfilohije resolvió primero este problema. Se dice que obtuvo ayuda de los serbios de Estados Unidos, adonde fue personalmente. Allí viven muchos serbios ricos, y Vladyka gozaba de tal autoridad entre casi todos los serbios que nadie podía negarle nada.
El Metropolita Amfilohije también creó inmediatamente la estructura legal de la nueva Diócesis, nombrando para esto el Consejo Diocesano y a todos los miembros que correspondiera por los estatutos de la iglesia. Al lado del templo serbio, se construyó un gran salón, en le cual pueden reunirse para almorzar 200 personas y así también un apartamento para el obispo en el piso superior sobre el salón.

Se inició una intensa vida eclesial-social. En provincias argentinas, había dos iglesias antiguas serbias en mal estado. Vladyka los visitó personalmente y también restableció en ellas la vida de la iglesia. En una provincia, incluso visitó al gobernador local y recibió de él una importante subvención económica para reconstruir un templo serbio.

en la Catedral Serbia de la Natividad de la Virgen en Buenos Aires

En Buenos Aires, encontró entre los serbios a un candidato al sacerdocio, que se había graduado anteriormente en el Seminario de la Santa Trinidad de Jordanville. Lo llevó a un monasterio en Montenegro, donde al cabo de un tiempo lo ordenó. Hoy oficia en la Catedral Serbia de Buenos Aires y en una iglesia serbia de la provincia.
Desde Montenegro, Metropolita envió más clérigos, incluido el archimandrita Kyrilo, a quien ordenó como obispo para el rebaño local de América del Sur.

Con el traductor I. N. Andrushkevich


Vladyka viajaba a menudo a Buenos Aires, donde no solo servía con el clero local, sino que también hablaba brevemente en almuerzos generales después de los oficios. El autor de esta nota a menudo ha traducido del serbio al español sus sermones y sus discursos en la sala. Fue un sentimiento muy inspirador, porque para mí era seguro que estabas junto a un Apóstol contemporáneo. Su Eminencia conocía todas las lenguas clásicas antiguas , en un grado u otro, y casi todas las modernas. Pero no sabía español. Cuando me trababa con la traducción de un pasaje del serbio al español, Vladyka me indicaba la palabra correcta en un susurro. En especial, llamó la atención sobre la traducción al español de la palabra «soborny » en eslavo eclesiástico, ruso y serbio. Es necesario traducirla como «Católico«, porque somos «una Ortodoxa Católica, es decir, una iglesia Universal «.


Vladyka tocaba bien la citara serbia (gusli) y cantaba viejas canciones populares. Todas las epopeyas populares de Serbia solían ser cantadas acompañadas de gusli serbio. Por cierto, la epopeya popular serbia se considera como la mejor después de la antigua epopeya griega Ilíada y Odisea. Se dice que el poeta alemán Goethe estudió el idioma serbio para leer la epopeya serbia en el original, en primer lugar la leyenda sobre la preferencia del príncipe serbio San Lázaro al «Reino de los Cielos» en vísperas de la legendaria Batalla de Kosovo en el siglo XIV. La memoria de esta elección histórica se celebra cada año en la festividad de Vidovdan, el 15 de junio según el calendario ortodoxo.

con el obispo Sudamericano de ROCOR Juan

El Metropolita Amfilohije tomó una posición muy firme en relación con los cismáticos de ROCOR en América del Sur. Personalmente disuadió a algunos montenegrinos en Buenos Aires de que no acudieran a las iglesias tomadas por cismáticos, explicándoles todo el peso del pecado del cisma, que no es lavado ni siquiera por la sangre de mártir, y advirtiendo que todo el que no se arrepienta de este pecado irá al infierno después de la muerte. Les señaló nuestra Catedral de la Resurrección como un lugar seguro donde podían ir a rezar, aparte del Templo Serbio. Luego, ellos personalmente contaron sobre esto.

Monseñor Amfilohije creía que el mundo eslavo ortodoxo debería unirse. En repetidas ocasiones ha expresado su opinión de que es necesario crear una Unión Estatal común » desde Vladivostok hasta Cetiñe, desde el Mar Adriático hasta el Océano Pacífico «. Manteniendo autonomías locales separadas.

En estos asuntos, se adhirió al testamento del gran santo montenegrino Pedro Negosha de que ninguno de los montenegrinos debería olvidar o traicionar a » su madre Rusia «. Este testamento fue de un carácter tan importante y profundo que el santo, impulsado por su ardiente carácter nacional, incluso prometió una «maldición «, es decir, la privación de su bendición a quienes se atrevan a ir contra los rusos.

Simultáneamente con el amor exclusivo por los pueblos eslavos de Vladyka Amfilohije, su corazón estaba abierto a personas de cualquier nacionalidad. Con amor pastoral y mucho respeto, se comunicaba con los latinoamericanos, apreciando mucho si alguno de ellos aceptaba la ortodoxia. También habló sobre el gran potencial de América Latina como campo para la predicación del verdadero Cristianismo. Por eso, dedicó tanta atención a la diócesis sudamericana de su Metropolia. Sus visitas a nosotros, sus palabras y sus testimonios, y toda su apariencia de santo, un hombre de Dios , permanecerán para siempre en nuestros corazones.

¡Memoria eterna para nuestro querido e inolvidable Metropolita Amfilohije!

Traducción al español del «Bajo la Cruz del Sur» N 64
Noviembre 2020 XI año de edición
Semanario eclesial de la Catedral de la Resurrección em Buenos Aires ROCOR
Se edita con la bendición de su eminencia Juan obispo de Caracas y Sudamérica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *